Operadores de movilidad

Ofrezca servicios de movilidad donde y cuando la gente los necesite.

AUTOMOCIÓN

Entre en la nueva era de los viajes en coche.

Matrix

Consulte las tendencias de movilidad más actuales en su zona.

Matrix Trends

Analizar los comportamientos de movilidad a lo largo del tiempo.

Es hora de seguir adelante

Hace ya tiempo que veníamos detectando cambios. Cambios en lo que vemos en las calles, en las preguntas que nos formulan los clientes, en nuestras expectativas acerca de cómo deberían ser los desplazamientos.

Cuando allá por febrero lanzamos Matrix, un servicio bajo suscripción que ofrece acceso instantáneo a los hábitos más recientes en materia de movilidad, les pedíamos a nuestros clientes que dejaran atrás sus análisis anuales normales acerca de cómo desea desplazarse la gente en sus comunidades y la consiguiente labor de replanificación, y pasaran a tener una visión continua y permanente de los hábitos y necesidades de desplazamiento de las personas.

Entonces llegó la pandemia global y el mapa de movilidad del planeta se transformó de la noche a la mañana.

No sabemos cuántos de estos cambios han llegado para quedarse. Es muy probable que una parte considerable de los hábitos de desplazamiento previos a la pandemia hayan cambiado de forma permanente para cuando se levanten todas las restricciones a la movilidad.

Lo que sin duda permanecerá es la forma que tenemos de ver la movilidad humana y el papel que desempeña a la hora de decidir qué infraestructuras deben construirse y cómo sacarles el máximo partido. Los viejos procesos analógicos y la recopilación a mano de los datos ya no sirven; hoy en día, tener una visión activa y continuada de lo que funciona y lo que se puede mejorar es una necesidad operativa ampliamente aceptada.

Estas son algunas de las preguntas que estamos ayudando a nuestros clientes a responder en la actualidad:

¿Cómo adapto mis servicios en estas circunstancias sin precedentes?
¿Cómo mantengo informados a mis accionistas, y seguros a mis empleados y pasajeros?
¿Cómo puedo estar al tanto de los nuevos hábitos que van surgiendo?

Y, por último, ¿cómo puedo volver a la «normalidad»?

Esperamos que esta última pregunta se convierta en una exploración permanente de lo que está pasando, mientras elaboramos de forma colectiva una nueva definición de lo que queremos que sea nuestra «normalidad»: ¿Me voy en tren o en el coche? ¿Me quedo en casa? ¿Salgo temprano o vuelvo tarde?

La buena noticia es que habrá una «normalidad», que encontraremos una manera de avanzar. Lo que hay que hacer es aprovechar la oportunidad para hacerlo bien. Para sincronizar mejor los servicios de transporte. Para atender las necesidades de todos los miembros de la sociedad por igual. Para prestar servicio en el momento adecuado y con la capacidad adecuada. Para ser rentables.

Vivir y trabajar bajo un confinamiento global dará lugar a una demanda aún mayor de horarios dinámicos y de más opciones de desplazamiento a disposición de la gente. Imaginar la movilidad como una sinfonía de tránsitos a gran escala ha dejado de ser una visión para convertirse en una necesidad real a la espera de ser satisfecha.

Tenemos las herramientas y la voluntad para lograr que suceda. La solución no consiste en que haya más coches en la carretera, sino en una mejor planificación y una puesta en práctica puntual de la misma.