Operadores de movilidad

Ofrezca servicios de movilidad donde y cuando la gente los necesite.

AUTOMOCIÓN

Entre en la nueva era de los viajes en coche.

Matrix

Consulte las tendencias de movilidad más actuales en su zona.

Matrix Trends

Analizar los comportamientos de movilidad a lo largo del tiempo.

Un mejor transporte para que los desplazamientos sean mucho más que agradables

Es fácil estar de acuerdo en que el transporte público debería dar servicio en momentos y lugares precisos para ser un medio de desplazamiento atractivo para el mayor número de personas posible. De hecho, nuestra misión es posibilitar opciones de transporte que satisfagan las necesidades de movilidad de todo el mundo.

Pero, ¿para qué vale todo esto?

Sin un transporte público lo suficientemente accesible, la gente no puede aceptar empleos que, de otra forma, sí se plantearía, lo que deja muchas oportunidades económicas en un cierto limbo. Además, por cada candidato al que un empresario no puede acceder se reducen las posibilidades de hacer negocios con eficacia y prosperar.

Por cada horario irregular de transporte público o mala conexión entre líneas crece exponencialmente el número de coches avanzando al ralentí en mitad de un desesperante atasco de tráfico. Esto impide a su vez que se cumplan los objetivos de emisiones de carbono, lo que resulta en costes humanos y económicos difíciles de calcular.

Y el efecto dominó continúa.

Por cada desplazamiento no realizado porque se tarda demasiado se pierde una conexión humana. Por cada desplazamiento en el que se tarda más de lo necesario se tiene menos tiempo para pasarlo en el destino. Y todo ello afecta a nuestra calidad de vida. Al tiempo que dedicamos a nuestra familia. Al tiempo que nos reservamos para nosotros mismos.

¿Por qué es tan difícil solucionar todo esto?

Las herramientas que la industria del transporte ha estado empleando hasta ahora pueden compararse con tratar de hacer fuego con un pedernal teniendo al lado una cocina de inducción.

¿Quién haría una cosa así?

El uso de contadores de tráfico, además de caro, puede que le indique algo sobre el volumen de vehículos que circulan en una dirección u otra, pero no le aportará información alguna sobre sus propósitos ni su naturaleza, de dónde vienen o a dónde van. Por tanto, ¿cómo se puede construir una infraestructura óptima basándose tan solo en una de las, al menos, tres variables (cuántos, desde/hacia dónde y con qué fin) que es necesario conocer?

Los servicios de transporte público que emplean contadores automáticos en autobuses, tranvías o trenes se enfrentan a un dilema similar. Basándose tan solo en sus propios datos sobre los pasajeros, tampoco pueden identificar oportunidades para dar servicio en desplazamientos que se estén realizando en otro sitio.

El estudio de las encuestas de transporte que, de media, se hacen cada cinco años, si bien es una tarea de gran envergadura, puede que le dé alguna pista sobre la forma en que solían desplazarse las personas que decidieron participar en su encuesta. Pero no le revelarán nada sobre las necesidades del resto de las personas, ni sobre cómo esos hábitos han evolucionado desde entonces. Por tanto, ¿cómo puede saber si los servicios existentes siguen siendo adecuados para su objetivo, qué se puede mejorar, qué se debe dejar atrás y por qué? Creemos que todos los desplazamientos importan y que se deben tener en cuenta las necesidades de todo el mundo.

Los consultores de transporte y los proveedores de servicios de movilidad con los que trabajamos toman decisiones de varios miles de millones de dólares no solo para mejorar los desplazamientos que ya se realizan en sus comunidades, sino también para aumentar las probabilidades de mejorar los resultados económicos tanto para quienes han estado haciendo uso de dichos servicios como para los que hasta ahora no han sido atendidos.

Estos consultores están reemplazando los irregulares métodos analógicos por una comprensión, accesible al instante, de lo que sucede en sus ciudades, pueblos y demás lugares para poder evaluar las necesidades de desplazamiento y medir el impacto con mayor precisión.

Están dando un paso al frente para impulsar un nuevo tipo de toma de decisiones basada en hechos, en lugar de en estimaciones, a fin de aumentar la transparencia y la responsabilidad tanto de cara a las partes interesadas internas como a sus ciudadanos en general.

La COVID-19 ha sembrado el caos en todo lo que los consultores de transporte y los proveedores de servicios de movilidad sabían sobre la movilidad humana hasta la Navidad del año pasado. No obstante, cada vez está más claro que ninguno de nuestros clientes podrá ignorar sin más 2020 y volver al punto en el que estaban a principios de este año.

Es posible que cada vez haya más personas trabajando permanentemente desde casa, o menos desplazándose en las hasta ahora habituales horas punta. Todos seguiremos viajando, aunque lo haremos conforme a patrones menos predecibles. Todos querremos más y mejores opciones de desplazamiento cuando viajemos a fin de proteger tanto nuestra salud como la de los demás.

Si bien es posible que viajar nunca vuelva a ser igual, la tendencia general de las expectativas de los pasajeros hacia una flexibilidad y comodidad cada vez mayores se convertirá en un obstáculo difícil de superar si no estamos preparados para ello.

Ofrecer opciones de transporte que satisfagan las necesidades de todo el mundo ha adquirido carácter de urgencia. Estamos preparados para ayudar a nuestros clientes a enfrentarse sin ambages a este desafío.